Vero Stewart, del equipo fundador, ofrece un "poema sacrificial" entre rondas. Foto: Juli Ortiz
Noticias

Juego de poetas

Los domingos a la noche son ideales para la poesía slam. Lo saben y lo militan los poetas que se juntan en Almagro (Medrano al 600 en Buenos Aires) convocados por la Justa Poética Slam, a eso de las 8.

 

Por Andrea Ruiz

 

Iluminación con velas en las mesas y un reflector que apunta hacia el micrófono instalado contra una pared pintada de verde. La sala se llena con morosidad dominguera y suena Amy Winehouse en el ambiente. De a poco se va llenando el lugar y cerca de las nueve, arranca la competencia. Dicen desde la organización que hoy viene poca gente por culpa de Game of Thrones.

 

Vero Stewart, del equipo fundador, ofrece un «poema sacrificial» entre rondas.
Foto: Juli Ortiz

Temporada 4, episodio 5

Esta noche de pascua la mayoría son chicas (de hecho, un solo varón pasa a la segunda ronda) y los poemas hablan de amor, lesbianismo, violencia, aborto, abandono, actualidad política y hasta fútbol. Algunas recitan de memoria, otras leen hojas sueltas de cuaderno, otras de la pantalla de los celulares. Maia Duek es la maestra de ceremonias, y luego de cada actuación charla animada con el público hasta que les jurades están listes (el lenguaje inclusivo es norma en la Justa) para dar su veredicto, que muestran alzando la calificación que va del 1.0 al 10. El entusiasmo crece a medida que la competencia se reduce, una hora y media más tarde, a dos finalistas, luego de dos rondas y un inédito desempate. Esta noche se consagra Sofía Arriola, quien competirá en la gran final del 12 de mayo. El premio es ese: Seguir compitiendo. Y un huevito de pascua, además del aplauso cerrado.

 

Maia Duek
Foto: Juli Ortiz

 

Previously…

La Justa arrancó en Julio de 2016, con el impulso de Mana Bugallo, Julia Kornberg, Eric Bareimbom, Mili Morsella, Daniela Felitte, Maia Duek, Germán Amato y Verónica Stewart. Juntaron la capacidad organizativa de las chicas con la experiencia en slams de Baremboim (hoy radicado en Chicago). Se propusieron ser un slam serio, con reglas claras y la intención de crecer y formar redes con otros slams. De hecho, hace poco un equipo de la Justa viajó a la ciudad de Santa Fe y el año pasado a Bariloche.  Se financian con la recaudación a la gorra que hacen cada domingo entre el público.

La seriedad de la Justa consiste en un set de reglas simples y muy claras: Cada performance debe ajustarse a un límite máximo de 3 minutos 10 segundos (esta regla es la misma en todos los slams), los textos deben ser propios, no se puede utilizar ningún objeto más que el papel o la pantalla para leer el poema.

La temporada consiste en cuatro series de cuatro slams (tres abiertos y uno cerrado). El Equipo de cada año se forma con los ganadores de las cuatro finales (los cerrados de cada serie). En la segunda mitad del año, la Justa organiza eventos –siempre los domingos- como micrófonos abiertos, recitales de poesía y música, competencias entre equipos de distintas temporadas, y así.

Seriedad en las reglas y la organización y alegría y entusiasmo infinitos en el goce por el juego de las palabras que se dicen para decir otra cosa. Metáfora en su estado más eufórico, aunque sirva para nombrar el dolor, el desamparo o la crisis.

 

La ganadora de la ronda: Sofía Arriola
Foto: Juli Ortiz

 

Descenso 

No te perdí

Cuando la lluvia canceló el partido

Quiero decir el día que me dejaste

Pero en ese momento empecé el descenso directo a la B

Vos eras para un equipo tan grande, yo sólo sabía jugar sincera en la esquina de nuestro barrio

Empezaste a romperla en otros clubes

Todos te felicitaban por la cantidad de goles

Sin rescatarse en tus lesiones sistemáticas

Me sonreía en la calle con gente vistiendo tus colores

En el potrero buscaba estrategias para dar la vuelta a pesar de tus idas

Si ir bien arriba o estar a la defensiva

No volver a quedarme en el banco otra vez

Culpé al árbitro por las irregularidades

Que te tirabas al piso a propósito

Que te saquen amarilla

Que te suspendan si no jugabas limpio

En todo ese show no percibiste que me perdías

Capaz no te importaba un partidito amistoso

Pero un día entre tanta corrida exhalé y salió lo último que me quedaba tuyo

Te perdí

Y salí como una loca con mis colores

A las cinco de la tarde

Mientras todos vuelven de su oficina un martes

Fui a festejar al obelisco

Reinvidiqué nuestras canciones a los gritos

Porque volvieron a ser mías

Algunos me chiflaban, otros se prendían

Me levantaban en sus hombros para que agite más fuerte

Perderte no fue ganar una copa

Sino sacarme todos los vicios que me dejaste

Te perdí

Y ojalá vos que estás tan en otra

Que cualquiera hoy te compraría por millones

Con toda esa facha corte de pelo europeo trending topic

De lesbiana medallita de oro

Ojalá vos en ese momento

Hayas prendido la televisión para verme toda barrabrava

Peligrosa

Así la próxima vez

Te morís de miedo antes de jugar conmigo.

(Sofía Arriola)

Foto: Mili Morsella

Página de La Justa en Facebook