Vero Alvarado
Ilustración

La ilustradora: Verónica Alvarado

Seguimos conociendo ilustradores latinoamericanos, en esta oportunidad los invitamos a descubrir el universo de Verónica Alvarado, una joven artista venezolana residente en Montevideo.

¿Cuál fue tu primer trabajo de Ilustración remunerado?

En el 2016 más o menos, mi primer cliente fue un australiano que me comisionó hacer una pieza digital de su esposa e hijas. Fue una ilustración muy íntima y que recuerdo con mucho cariño porque fue el primer trabajo que me encargó una persona que no conocía, en el otro extremo del mundo. El primer trabajo «grande» y comercial fue una serie de infografías ilustradas para Univisión Contigo que hice contratada por una agencia (Fenix Media) con las que pude experimentar por primera vez lo que sería trabajar 8 horas (o más) al día como ilustradora.

Vero Alvarado
 
¿Dónde trabajas habitualmente?
Poco a poco hemos acondicionado la sala (o living, no se si es muy universal llamarlo «sala») de la casa para que sea una especie de híbrido con estudio, allí tengo una mesa de dibujo recién adoptada. Antes, cuando vivía en Caracas con mis padres, tanto la mesa de dibujo como el escritorio de la compu estaban en mi cuarto, así que estoy acostumbrada a exprimir los espacios al máximo para convertirlos en multifuncionales.
 
Cuéntanos sobre tu proceso de trabajo.
En general para todos investigo y hago bocetos antes. Si el proyecto requiere que en vez de buscar imágenes de referencias, tenga soltura gestual al dibujar por ejemplo, hago ejercicios de calentamiento de dibujo antes de bocetar. Pruebo materiales, colores, hago estudios de forma y composición, eso también cuenta como investigar. Priorizo el trabajo digital por comodidad (tengo un Ipad donde uso Procreate que fue la mejor inversión como ilustradora freelance migrante). También disfruto poder trabajar con materiales «tradicionales» así que cada tanto me vuelco a hacer algún proyecto con lápices, acuarelas, tintas, acrílico o cualquier cosa con la que corra el riesgo de ensuciarme. 
Vero Alvarado
 
¿Cuál es la mejor hora y música para inspirarse?
Antes era bastante nocturna, me quedaba madrugadas dibujando. Ahora he aprendido a apreciar las primeras horas de la mañana, tiene algo de ritual íntimo el hacerse café y mientras todos duermen, sentrarse a dibujar. Tengo la teoría de que entre las 5 y las 10 de la mañana el tiempo pasa más lento…
 
Todos tenemos momentos en que dudamos de nuestra capacidad, ¿qué haces para tomar coraje y seguir adelante?
Hay ocasiones en las que se que la única manera de no sentirme frustrada es exigirme más hasta llegar al resultado que me interesa. Otras veces dejo de dibujar y me enfoco en cualquier otra cosa, para luego volver.

Cuando la frustración tiene que ver con factores más filosóficos suelo dejar de dibujar. Hablo con colegas, veo películas o series, busco distraerme. En caso de que la frustración sea nivel «existencialismo salvaje» trato de verme desde afuera e identificar la raíz de esa frustración, me cuestiono mucho, hago listas de las cosas que he logrado y de cosas que quiero lograr, me pregunto si es que realmente lo que estoy haciendo tienen que ver con mis metas o no. A veces busco en mis trabajos de hace años y lo comparo con los de ahora, haciendo eso es muy difícil de negar que la constancia y la práctica han dado frutos. 
 
Menciona a 3 ilustradores qué nos recomiendas conocer
Desde hace ya más de 5 años vivo con Diego Mundarain, siempre me ha parecido interesante como los dos nos hemos descubierto y hemos crecido como ilustradores de una forma muy natural y sana, es raro… Estando fuera de Venezuela empecé a conocer más ilustradores venezolanos, por ej. María Solias (ahora en Colombia) con sus grandes formatos llenos de calidez y Mike Centeno (ahora en Estados Unidos) con sus historietas e ilustraciones agudas. 
Vero Alvarado
verónica alvarado
 
3 grandes ilustradores de todos los tiempos
Esta pregunta difícil, voy a tratar de responderla desde quienes siento que influyeron desde que era pequeña. Toda la generación de artistas de Disney entre las décadas del 40 al 80 tienen lugar en mi altar. Mi primer acercamiento a la idea de que se podía trabajar dibujando fue un detrás de cámaras de la producción de Blanca Nieves.
Mary Blair fue una de las pocas mujeres de la época a la que le dieron la oportunidad de hacer algo más que pintar acetatos, sus conceptos elegantes y delicados, ella es un modelo a seguir.  Y para incluir alguien del mundo del cómic: Charles Schulz, de Peanuts al que puedo volver mil veces. 
 
¿Te parece que hay mucha competencia en la ilustración? ¿Es posible vivir de esto? 
A veces pareciera que todo el mundo quiere ser -o es- ilustrador. Competencia siempre va a haber, en cualquier área, es sano y necesario, lo que me parece interesante de la ilustración es que no hay una formula exacta para hacer las cosas. Por lo tanto el esfuerzo que le pongas debería radicar en procurar un trabajo de calidad dentro de la individualidad de tu estilo y propuestas. Si es posible vivir de esto, pero me gustaría que fuese más sencillo, justo y amable.
Vero Alvarado
 
¿En que estás trabajando ahora? 
En un libro ilustrado de esos de los que no se puede hablar ni decir nada de nada hasta que no esté publicado. De vez en cuando tomo encargos personales o comerciales y también le estoy dedicando tiempo y esfuerzo a mi Patreon que se ha convertido en un motor de motivación para desarrollar proyectos personales como retomar mi diario ilustrado.